Consejos para cuidar el jardín en invierno

Consejos para cuidar el jardín en invierno

Aunque el invierno es una época de letargo para nuestras plantas, en donde aprovechan para tomarse un descanso después de haber atravesado la intensa temporada estival, con el desgaste de energía que han necesitado para embellecer nuestros jardines con coloridas flores, visitas de colibríes y abejas, y producción de semillas, hay algunas tareas que es aconsejable realizar en esta época para ayudar a nuestras plantas a enfrentar las bajas temperaturas y llegar en el mejor estado posible a la próxima primavera.

A continuación veremos algunas tareas que nos ayudarán a alcanzar este propósito con éxito.

Consejos para cuidar el jardín en invierno

Espaciar el riego

Durante el invierno, las plantas necesitan menos agua y nutrientes.

Se debe espaciar la cantidad de veces que las regamos durante el invierno, pero además, es importante hacerlo durante las horas más cálidas del día.

Si en la noche anterior ha caído una helada, es importante regar solo cerca de la base, ya que las ramas estarán cubiertas de una humedad gélida que solamente empeorará si agregamos encima agua fría, pudiendo dañar o exponer a nuestra planta a un exceso de refrigeración, contrario a lo que sí es deseable en verano.

Si tuviéramos en nuestro jardín árboles o arbustos más delicados, como los cítricos, podría ser necesario llegar a cubrirlos parcialmente con alguna malla o tela en los días más fríos.

Podar ramas y hojas enfermas o secas

La poda de las plantas debe realizarse cuando éstas han culminado su fase de floración, de manera que la temporada de otoño-invierno es la ideal para hacerlo.

Es importante remover las hojas y ramas débiles y secas, y también aprovechar para darle forma a nuestras plantas, cuidando así que eviten crecer desmesuradamente y poder renovarse en primavera con brotes y hojas nuevas.

Espaciar el riego

Proteger las raíces con restos orgánicos

Para las plantas más delicadas, se puede fabricar una especie de «colchón» orgánico cerca de las raíces, para protegerlas de las heladas.

Ésta cubierta se puede elaborar con hojas secas, gravilla, pequeñas piedras decorativas o pinocha, todos materiales que se consiguen en el vivero.

No solo protegerán a las raíces de las plantas más delicadas como las orquídeas o azaleas, sino que además aportarán a las macetas un bonito detalle decorativo.

Mejorar el estado del suelo

Antes de la llegada de la próxima primavera, se puede mejorar el estado del suelo agregando nutrientes y abono que les darán a nuestras plantas la energía necesaria para retomar su ciclo vital luego de su letargo.

Se le puede agregar al suelo una cantidad de abono o compost orgánico, y aprovechar para airear, desmenuzar y renovar los terrones de tierra que hayan quedado resecos o compactados, para que de cara a los días más calurosos, nuestras plantas tengan garantizada una hidratación adecuada.

Mejorar el estado del suelo

Es importante remarcar que hay ciertas plantas más delicadas, como los cactus, que no resisten las temperaturas extremadamente bajas a la intemperie, con lo cual, será necesario colocarlos en el interior para cobijarlos durante los meses más fríos del invierno.

Por eso siempre es importante informarse sobre cuáles son las plantas que tenemos en nuestra casa y jardín, para poder cuidarlos más efectivamente, y que pasen con nosotros muchas temporadas.

Lo más reciente en Plantas y Remedios

Estamos en constante búsqueda e investigación de la mejor información para mejorar nuestra salud y estética de una manera alternativa y natural como una opción viable y complementaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.